Óscar rinde homenaje a las patatas con un menú no apto para estómagos delicados