El original menú de Laura: un nido, curry y un trampantojo