Laura confía en su robot de cocina para ganarse a sus invitados