El menú de Fran deja muertos de hambre a varios de sus comensales