Fátima enamora a Fernando, pero su menú no pasa del aprobado