El menú de Elena Tablada: se la juega con una cena fuerte y muy, muy cubana