Un menú de alfombra roja pero con alguna trampa: Patricia apuesta por un menú “muy valenciano”