El menú de Merche está "lleno de amor"