Melody se encuentra una hormiga en el postre de Agustín... ¡y él se la come!