Lara, a punto de vomitar con los entrantes de Javier