Juanjo: “La almeja de Mariani estaba seca”