Javier reconoce sus errores culinarios: "Estaba tan malo, que me lo he dejado"