Los invitados de Antonio se quejan de las copas: "¡Están sucias!"