Una montaña desastrosa incomible: Halima fracasa con su plato principal