Fortu saca su lado más rockero en la cocina y prepara un menú muy heavy metal