El final de fiesta "surrealista" de Eva: ¡Sesión de risoterapia para todos!