El fin de fiesta de Sandra la salva de la catástrofe de sus platos: “Ha sido una gran sorpresa”