El puré de sobre y la nata de spray tiran por la borda el menú de Estefanía