Y el espíritu de la Navidad aterriza en casa de Carlota