Antonio, sin piedad con el entrante de Paco: “¡Es aguachirri!”