Un pelo destapa el secreto de los ‘Rosales dulces’ de Alexandra