Dani, al límite en la cocina: "Me piro, te lo juro que me piro o salgo sin postre"