Crujientes y tartas calientes en el sencillo menú de Isidro