Los comensales pasarán miedo en la casa de Marisa, en el próximo programa