Coches de lujo y un plato incomible el miércoles en casa de Silvia