Una cena de museo con amor, mucho amor en la Mansión roja de Arturo