El menú light de Enrique termina con una de las puntuaciones más bajas del programa