Banderillas, cuernos y toreros: Así es la decoración en la casa de Pedro