Carmen busca el triunfo con un menú muy ella: repleto de canciones y algún ‘error’