El 'Cardenal Richelieu' y su séquito despiden por todo lo alto la cena de Antonio