Avance: Y la próxima semana... ¡Un pelo enorme en la comida!