El miércoles en ‘Ven a cenar conmigo’: Orbitar es flipar en colores