Lágrimas y lluvia de críticas en la cena de Rosa