Y en la próxima cena… Pelos y chistes malos en casa de David