¿Te atreves a decorar un cupcakes con los ojos cerrados?