Arantxa la lía... ¡y baña a Rossana con un vaso de agua!