Arantxa no puede con el menú de Álex... ¡Por culpa de las hemorroides!