Antonio y su peculiar sinceridad: le dice a Patricia que le encanta su postre pero a sus espaldas lo califica de “destrucción masiva”