Pichurry y Maricruz se llevan un susto de muerte: los ataúdes de Azahara tienen la culpa