Andrés e Isabel se ponen tiernos... ¡y se besan!