Ana: “Si me llego a comer todo el gazpacho, vomito”