Yeyo se pone tierno con Álvaro y los comensales se emocionan: “Gracias por dejarme ser tu amigo”