El menú de Víctor, un clásico: solomillo con patatas panaderas y coulant de chocolate