Y en ‘Ven a cenar conmigo’ se montó el Belén