Tito propone un juego que hace sentirse incómodos a sus comensales…