Tartar, pastiche y mucho amor en el menú de Patricia