Sofía cierra su velada con unos gaiteros que no dan la cara