Rosario tiene una sorpresa que dejará a los comensales con la boca abierta