Ritmo, sabores africanos y laxante en la cena de Mamadou