“Penoso”, “cutre”, “soso”… así definen los comensales el primer plato de Marisa